Por unos conocidos llegamos a camino de Santiago 20, muy contentos, hicimos el camino con todos los protocolos de seguridad e higiene necesarios para una correcta gestión en los alojamientos, que por cierto eran de lujo,